jueves, 26 de agosto de 2010

Lo-cura.


Esa es mi "enfermedad". Vivo la vida, cometo estupideces por placer, me cuestiono lo incuestionable, grito si lo necesito esté donde esté... Me da igual el planeta Tierra, pero protejo mi mundo: vivo, estúpido, cuestionablemente incuestionable, emotivo y seco.
Pero mi "enfermedad" es la cura. Locura. Lo-cura. Lo cura TODO y una vida no es NADA sin ella. Supongo que todo depende del destino: unos están destinados a vivir trajeados hasta su fin (un ataque al corazón por el estrés o demasiado colesterol), otros estamos destinados a buscarnos (aunque no siempre a encontrarnos) en el universo...
Por eso existen los calendarios, las normas, el gobierno, la sociedad... Para tachar lo bueno de "enfermedad" y propagar la consumición disfrazando la felicidad.


Yo me consumo a mí misma.

1 comentario:

  1. Ole, me ha atravesado la gran verdad del ultimo parrrafo.

    ResponderEliminar